Artículo

Carlos Felipa: “El accidente no cambió mi vida, cambió mi rutina de vida”

Prueba 1
Imagen: Alonso Mellado / Aficionline.com

Por Mabel Romero (@mabessence)

Cómo un comando del Ejército sobrevive a un atentado terrorista y luego se convierte en un destacado atleta que llega a ser el segundo paracaidista en el mundo en lanzarse a 15 mil pies de altura con una pierna biónica.

Fue un 23 de noviembre del 2010. Dos de la tarde. Ese día sería la última vez que Carlos Felipa pisaría un terreno de combate. Una mina puesta por terroristas le volaría su pierna izquierda, y parte de la derecha también, además de sus metas en la vida militar.

Mira el reportaje en video


 

“Estaba en el piso. Me quise levantar. Agarré mi fusil para repeler el ataque, mientras buscaba una zona segura. Quise pararme, pero me caí. No me di cuenta que no tenía la pierna. Cuando me eché en un rincón, me arrastré hacia un agujero originado por la explosión. Esa carga explosiva me había mutilado automáticamente la pierna. Vino en dirección de abajo hacia arriba y me cortó el pie a la altura de la tibia. Cuando vi la pierna, ya no estaba… Pero teníamos que continuar defendiendo la zona de la emboscada”, recuerda el también excapitán del Ejército peruano, quien se encontraba realizando una operación contrasubversiva en la región de Yaviro, en San Martín de Pangoa, ubicada en la zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Braveheart

Pese a que el atentado le costó la vida a varios de sus compañeros, la muerte no asomó por su lado. Le habían mutilado su pierna, pero no su férreo corazón.

Tuvo que contrarrestar las balas que llovían del cielo como una lluvia torrencial de nuestra selva peruana. Eran los remanentes terroristas que atacaban por la espalda, cobardemente. Una correa y un torniquete en la rodilla, sumado a un fusil y un par de granadas fueron su resistencia hasta que al día siguiente un helicóptero lo rescató del infierno en la tierra.

El himno de Carlos Felipa

Hombre biónico

Carlos Felipa se sobrepuso a 12 operaciones quirúrgicas. Estuvo a punto de perder las dos piernas. La izquierda quedó totalmente mutilada, pero los médicos hicieron lo imposible por salvarle la derecha. Uno de los tres músculos de su pantorrilla le fue extraído para cubrir la rodilla de la pierna derecha. Fue un injerto para reconstruir la piel.

 “Los médicos me decían que me acostumbrara a una silla de ruedas porque ya no iba a caminar. Pero yo les demostraría lo contrario”, recuerda Felipa.

En la búsqueda de una prótesis que reemplazara la ausencia de su miembro derecho, se encontró en Internet con la Genium Bionic Prosthetic System.

Una impresionante pierna biónica que trabaja con chips y sensores de movimiento, capaz de funcionar como una pierna normal. No era una prótesis común. Convertirían a Carlos -pensando ficticiamente- en mitad humano, mitad robot. Solo le faltaba reunir 92 000 dólares y comprarla. Hacer realidad la ficción solo se ve en las películas, pero para él nada era imposible.

Buscar apoyo para el financiamiento de la prótesis no fue fácil. Sin embargo, después de tantas solicitudes, en el 2011, gracias a su empeño por mantenerse en la vida militar, su historia llegó a oídos del presidente Ollanta Humala, quien firmó una resolución en donde le concedía la pierna biónica por su valentía en combate y le ofrecía viajar a Estados Unidos para empezar con su rehabilitación.

La prótesis que estoy usando es efectivamente algo muy bueno. La tecnología siempre va a ayudar a tratar de dar la calidad de vida que uno necesita. Pero lo más importante es el espíritu que uno tenga, la actitud y la voluntad para sobreponerte a las cosas difíciles”, señala enérgico el primer paracaidista en saltar con una pierna biónica en Perú y Sudamérica, y con gran orgullo, el segundo en el mundo.

El atletismo como estilo de vida

Desde muy joven mostraba el perfil de un deportista con un futuro prometedor. Practicaba taekwondo y natación. Sin embargo, se decidió por el atletismo. Y en su actual circunstancia, era el mejor momento para probar qué tipo de campeón vivía en su interior. Los médicos le dijeron que solo podría correr 100 metros, pero él quería llegar a los 500.

“Uno de los límites o paradigmas sociales que quería romper es que, a pesar de no tener una pierna, yo puedo ser atleta. La gente piensa que porque uno no tiene una pierna no puede correr. Tengo la voluntad y las aptitudes para poder representar bien este tipo de deporte”, afirma orgulloso el excapitán del Ejército, quien se prepara diariamente para destacar en 3 disciplinas: 100 metros planos, lanzamiento de jabalina y salto largo.

Aparte del atletismo, es instructor de Krav Maga, sistema de defensa y combate israelí. “El tema del Krav Maga es la prevención. Enseño a la gente a cómo poder mantener la calma, a cómo poder analizar una situación de riesgo ante el estrés y la fatiga”.

Mira el trailer

Las competencias que vienen

Obtener un cupo para los Juegos Para-panamericanos de Toronto 2015 es su próximo gran reto. Por ello, en busca de estar más cerca a ese objetivo, se prepara exhaustivamente para darle al Perú una medalla en el II Open Internacional de Atletismo Paralímpico que se realizará en Colombia en noviembre de este año.

Discapacitado es el que se cree discapacitado. La discapacidad es un nombre administrativo que se les da a las personas cuando no tienen una parte del cuerpo o que tienen una dificultad. Para mí la única discapacidad es el miedo”, sentencia.

Hasta ahora es el único peruano que podrá competir en la Cybatlhonh 2016, las primeras olimpiadas biónicas de la historia que se realizarán en Zúrich, Suiza.

El cielo es el límite

Su familia y su pequeño hijo han sido su gran motivación a lo largo del tedioso, pero satisfactorio camino. Superó la discapacidad para convertirse en un deportista calificado y a pesar de tener poco tiempo como atleta, Carlos Felipa cree que desde que perdió la pierna ha sido una gran competencia con la vida y que mientras el cielo se lo permita, seguirá compitiendo.

“El accidente no cambió mi vida, cambió mi rutina de vida. Mi vida sigue siendo la misma. Quizás ya no visto mi uniforme y ya no voy de patrulla, pero es lo único que ya no hago. Lo demás sigue siendo lo mismo. Hago deportes, bailo, voy al gimnasio, corro, salto. No hay un cambio. En todo momento uno nunca tiene que perder la fuerza ni la esperanza de poder salir adelante”.

La Real Academia Española (RAE) define la actitud de este campeón como resiliencia: “Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”.

#LaPruebadeunCampeón es un documental transmedia de Aficionline.com que busca resaltar la superación de deportistas que ganaron la batalla a la discapacidad.

PRODUCCIÓN TRANSMEDIA: 

Edición audiovisual: Víctor Hugo Maguiña (@Hugo_14MP)

Asistente de edición: Milagros Ccoto (@Milcew)

Redacción Web: Mabel Romero (@mabessence)

Gráfica: Alonso Mellado (@IAmSaba_96)

Fotos: Carolina Ruiz (@carolinaRQ29)

Imagen interactiva: Din Guzmán (@DinGuzmanC) Johnny López (@JohnnyRenzo17) y Víctor Ruelas (@VictorRuelasR)

Podcast: Diego Espinoza (@DiegoEDP)

 

 

Comments (4)

  1. ¿Alguna vez has pensado en publicar un libro electrónico o invitado
    en otros sitios web? Tengo un blog basado en las mismas ideas que usted discute y
    realmente les gusta compartir algunas historias / información. Conozco a mis visitantes
    apreciaría su trabajo. Si usted está incluso remotamente interesado, no dude en enviarme un correo electrónico.

  2. Pingback: writeessay

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This