Artículo

El partido de la vergüenza del Mundial 78: Argentina 6-0 Perú

 

Por Nora Possetti

Detrás de los sucesos deportivos se esconden increíbles historias. El 6-0 en el Argentina-Perú de 1978 es una de ellas.

– 40 años después y nos van a sacar el título….

– Si nunca fue nuestro, viejo…

– ¡Sí! ¡Fue nuestro! ¡Es nuestro! 40 años de mantener vivos a los muertos, de no olvidar el abrazo eterno a los compañeros muertos merece una victoria.

****

Por aquel entonces, el Mundial se organizaba en dos fases de grupos. En la primera, los dos equipos que encabezaban la tabla se clasificaban para formar parte de la segunda, formada también por dos grupos: el ganador de cada uno de ellos jugaría la final. Con el agua al cuello, Argentina llegaba al partido que sentenciaba su destino.

***

En el único rincón iluminado de la gélida pieza, el Dulce (su apodo por ser de abrazar a los compañeros que van cayendo uno a uno en esa masacre del ‘78), escucha a lo lejos los gritos de gol de Marcelo “Matute” Columbia. Seis veces gritó gol Matute, quien no se cansa de pegarle los domingos, siempre los domingos. nuestro carcelero odia tener que laburar los domingos, fue papá hace unos meses y sus horas extras le quitan la posibilidad de compartir los domingos con su familia. Parece que hoy no pega, nuestros cuerpos agradecidos.

****

No solo había que ganarle a Perú, estaba obligado el equipo argentino a conseguir el “goal average” a su favor. Ya a esa altura (otro enigma por resolver) se había disputado el partido de los brasileños, o sea que ya sabíamos por cuanto debía ganar nuestro país. Y aunque sería difícil ganar por más de cuatro goles a un compacto Perú, Argentina se iba a llevar la victoria por 6 a 0 y el pase a la final. La goleada de Argentina a Perú lleno de dudas la historia futbolística de la década. Argentina era atravesada por el famoso plan Cóndor, una operación conjunta de las dictaduras latinoamericanas, que instrumentó el asesinato y la desaparición de personas.

***

Matute gritaba el sexto gol como loco, y el Dulce estiraba su mano con los dedos en “V”, por un instante teníamos la misma ilusión, el mismo deseo, compartíamos nuestro consuetudinario verdugo el mismo sueño, Argentina campeón del mundo..

****

El ex dictador argentino Jorge Rafael Videla, presidente de facto de 1976 a 1981, necesitaba de ese triunfo para limpiar la mala imagen de la Argentina en el mundo y negoció con su par peruano Francisco Morales Bermúdez.

La dictadura peruana enviaría 13 militantes presos que serían arrojados al Río de La Plata en la habitual forma de eliminación denominada “los vuelos de la muerte”, Videla aceptó recibirlos como prisioneros a cambio de una compensación. Que permitan el triunfo de Argentina en ese partido.

****

El viejo habla y fuma, lo reto y me reta..

– Es lo único que hago nena.

– Brasil hizo una contraoferta, ¿no?

– Brasil ofreció plata a Perú para que pierda, pero nunca podrían igualar la oferta de los argentinos. Era la vida de sus madres, de sus pequeños hijos… nadie podría igualar la oferta hija.

– Muy raro todo eso, viejo.

– Los peruanos fueron víctimas como nosotros, nena.

****

A pesar de que algunos jugadores han denunciado a sus propios compañeros de ello y de que la visita del propio ex dictador Videla, y no solo de él, de nada más ni nada menos que Henry Kissinger a los vestuarios confirma en mayor medida el hecho, es importante destacar que el seleccionado peruano, el rocoso equipo del Altiplano, decidió jugar con la camiseta suplente (una de color roja) y así no manchar los colores de la bandera. Clara muestra de la dignidad de un pueblo tan lastimado como el nuestro.

***

Cuando terminó el partido Matute no se había olvidado de nosotros. Lo abracé al Dulce, fuerte, como él hacía con nosotros, le gritaba que Argentina le había roto el c…a Perú. El Dulce no me respondía. Esta vez era distinto, era el cumple de la hija del carcelero y él tenía que estar allí, trabajando de verdugo. El Dulce tenía el cuerpo hecho pedazos.

****

La represión a la que fue sometido el pueblo argentino dejó una gran lista de desaparecidos, así como de niños robados, madres violadas y jóvenes torturados

El Dulce se moriría el 19 de junio. Cuatro días después, el combinado argentino, con la cúpula militar en la tribuna, luego de vencer a Holanda 3-1, levantaba al cielo del Monumental de Buenos Aires, la primera copa del mundo.

Nota:

Jurídicamente este supuesto delito ya habría prescripto. La FIFA ha decidido investigar el caso y podría incluso quitar el título de campeón del mundo de 1978 a la Argentina.

Nora Possetti es alumna de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), Argentina.

 

Share This